LA HISTORIA DE LA SARDINA

En junio, mes de los Santos Populares, Lisboa está de fiesta. Y como manda la tradición, no faltan las sardinas asadas.
Para celebrar se llenan las calles de banderolas, por supuesto con sardinas!
Diferente a las banderolas de Barcelona, en Lisboa las hacen con tela de poliéster, que es muy resistente y liviana.

Este material lo hemos reciclado para realizar bolsas, pero nos sobraban unos pequeños trozos. Era un deshecho que estuvo en nuestro taller guardado durante mucho tiempo, hasta que renació en las manos de Sara y la fundación Estel Tapia.

Sara desde muy pequeña comenzó a coser junto a su madre, quien le transmitió todos sus conocimientos. Más adelante, trabajó durante ocho años en el sector de la tintorería, para volver, a lo que más le gusta, la costura y el bordado.

Desde hace dos años trabaja en el Centro Especial de Trabajo Estel Tapia, en el Barrio El Raval, que da trabajo a personas con discapacidad y ofrece sus servicios a empresas con responsabilidad social, como Demano, comprometidos con el desarrollo de nuestra comunidad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *